lunes, 16 de noviembre de 2015

El orgullo de la Ciudad

Gimnasia y Esgrima de Mendoza 1 - Villa Dálmine 0

Los jugadores de Villa Dálmine se retiran con la cabeza en alto. Tras una gran campaña, quedaron en la puerta del reducido.
Villa Dálmine no pudo en su visita a Mendoza donde cayó derrotado ante Gimnasia y Esgrima por 1 a 0, con un gol convertido con la mano, y se quedó sin el sueño de Primera. Así, terminó una gran campaña en la que sumó 60 puntos que le permiten afianzarse en el Nacional "B" de cara a las próximas temporadas, y lo tuvo hasta último momento luchando por un lugar en el reducido por el segundo ascenso. A pesar de la derrota, el equipo se retiró con la cabeza en alto. Dálmine es Nacional, y lo seguirá siendo.

¿Por dónde empezar? ¿Por el partido que se le escapó el domingo en Mendoza? ¿Por la polémica derrota ante Boca Unidos en casa? ¿Remarcando una campaña histórica que quedó a tres puntos de coronarse con la clasificación al Reducido por el segundo ascenso a Primera División? ¿O por aquel 8 de agosto en cancha de Almirante Brown, donde un plantel con muchas caras nuevas iniciaba una nueva etapa de Villa Dálmine en la Primera B Metropolitana luego que el club sufriera hasta la última fecha de la temporada anterior para mantener la categoría?

Difícil.

Villa Dálmine culminó el domingo su participación en el campeonato 2015 del Nacional B, categoría a la que regresó después de 22 años. Y la terminó con derrota, sin poder aprovechar su posibilidad de clasificar al Reducido. Sin jugar bien, en un partido repleto de interrupciones, cayó 1-0 como visitante ante Gimnasia de Mendoza y se despidió de una temporada que ningún simpatizante Violeta olvidará.

Fue un año impensado para un plantel que se preparó para tratar de alcanzar los 50 puntos y, de esa forma, asegurar la categoría, el único objetivo del que se hablaba en enero. Pero le sobró y en las últimas fechas fue protagonista de la pelea por ingresar al Reducido por el segundo ascenso, lejos de cualquier preocupación con los Promedios y clasificado con holgura a la próxima Copa Argentina (accedían los 12 primeros).

Terminó sexto con 60 puntos, siendo el mejor equipo de los diez ascendidos que tuvo este año el Nacional B. Finalizó por detrás del campeón, Atlético Tucumán (85), y los cuatro clasificados al Reducido: Patronato (82), Ferro (67), Santamarina (66) e Instituto (60).

Queda, claro está, la pena de no haber podido acceder a ese cuadrangular final. Y justo perdiendo dos rachas que este plantel había construido desde aquel 8 de agosto: nunca le habían dado vuelta un marcador (contra Boca Unidos cayó 2-1 luego de empezar ganando) y nunca había perdido dos partidos de forma consecutiva (tras caer ante el elenco correntino, también perdió en Mendoza).

Fue, sin dudas, una gran campaña que este final con sabor amargo no podrá opacar. Villa Dálmine volvió a recorrer el país. Y lo hizo con la frente en alto, demostrando que, desde su humildad, con esfuerzo y sacrificio, puede estar a la altura de las circunstancias.

El partido:

Salió mal parado Villa Dálmine en el estadio Víctor Legrotalie. Sabía que ante un rival que estaba obligado a ganar para mantener la categoría, el reloj podía ser su aliado. Que a pesar que también necesitaba sumar de a tres, la desesperación podía pasarle factura al local. Sin embargo, Gimnasia transformó sus urgencias en empuje, mientras el Violeta se mostró pasivo en ese arranque, a pesar que cuando Federico Beligoy marcó el inicio del juego ya sabía que el Unión de Walter Nicolás Otta cumplía con su parte y le ganaba a Instituto.

Entonces, el Lobo mendocino se mostró más firme en el terreno y complicó con la potencia y habilidad de Lastra, quien generó la primera situación de riesgo (respondió firme Kletnicki) y quien provocó la acción que derivó en la falta de la que llegó el gol. De la ejecución se hizo cargo el propio Lastra, con un remate fuerte, con rosca y muy venenoso que Sergio Oga desvió (¿con la mano?) en el primer palo para vencer a Kletnicki.

El arquero salió despedido a protestarle a Federico Beligoy por la supuesta mano. Y rápidamente se le sumaron sus compañeros. Pero ni el árbitro ni el asistente modificaron la situación. Las repeticiones de la televisión no confirmaron nada. Fueron más contundentes las dudas que planteó el jugador en los vestuarios tras el partido: "No sé si la toqué con la cabeza o con la mano", señaló Oga.

Villa Dálmine no reaccionó inmediatamente. Incluso, sólo centímetros lo salvaron del 0-2, luego que Lastra convirtiera en posición adelantada.

Recién cuando adelantó sus líneas, el equipo de Sergio Rondina comenzó a tener mayor presencia en el campo de juego. Sin embargo, las imprecisiones no le permitían generar situaciones de riesgo en los metros finales. Lo más claro surgió de una pelota parada, tras un cabezazo de Celaya que el arquero Alasia controló sin dar rebote contra su palo izquierdo.

Después, todo fue interrupciones. Beligoy detuvo el juego para que los jugadores se refrescaran por el intenso calor y de allí en adelante abundaron las detenciones. Se lesionó Lastra (reingresó, intentó seguir, pero volvió a caer), también Villariño, desaparecieron las pelotas…

En el segundo tiempo, a pesar que Rondina intentó con Fydriszewski por Renso Pérez (arrastraba molestias físicas), todo siguió igual. Incluso las interrupciones, que tuvieron su máxima expresión a los 15 minutos, cuando Juan Celaya debió ser derivado al Hospital por un golpe en el oído y Beligoy decidió esperar el regresó de la ambulancia para seguir el juego.

Para la reanudación, Rondina hizo ingresar a Soriano y, de a poco, el Violeta comenzó a mejorar y a presionar más seguido sobre el área de Gimnasia. Y llegada tras llegada fue convirtiendo en figura a Matías Alasia, quien respondió con firmeza ante cada intento. Primero ante un violento remate de Cérica tras un desborde de Fydriszewski. Después, ante un cabezazo de "Pastel" que se le metía contra el palo derecho y también ante un potente disparo de Soriano. Y más tarde para manotear con lo justo un centro que Cérica no pudo desviar en dirección al arco, pero que le quedaba justo a Soriano para empujar, tras una gran acción individual de Solis.

Y cuando el arquero mendocino no pudo, el asistente salvó a Gimnasia levantando la bandera: fue tras un córner que bajó Soriano y que Cérica desvió al fondo de la red. "Pastelito" parecía estar en la misma línea que el "Pollo", pero no para el asistente.

Así se fue terminando el partido y también la ilusión de Villa Dálmine, que ya sabía que Instituto había igualado 2-2 con Unión en Mar del Plata, pero que no pudo revertir un juego que comenzó mal y que no supo cómo darlo vuelta. Pero lo dicho: no opaca la gran campaña realizada en su regreso al Nacional B.

Por: Pablo Scoccia

Síntesis del partido

GIMNASIA Y ESGRIMA (1): Matías Alasia; Gerardo Corvalán, Julio Villarino, Federico Pomba, Yair Marín; Neri Espinosa, Fabio Giménez, David Garay; Sergio Oga; César Carranza y Jonathan Lastra. DT: Omar Labruna. CAMBIOS: 41' PT Lucas Farías x Jonathan Lastra; 41' ST Maximiliano Montiveros x Yair Marín y 50' ST Ernesto Garín x César Carranza. SUPLENTES: Mauro Leguiza, Oscar Amaya, Ramiro Pereyra y Cristian Taborda. AMONESTADOS: Giménez, Garay y Alasia. EXPULSADO: 64' ST Federico Pomba.

VILLA DALMINE (0): Carlos Kletnicki; Nicolás Álvarez, Matías Valdez, Rubén Zamponi, Juan Celaya; Renso Pérez, Horacio Falcón, Diego Núñez; Matías Nouet, Ezequiel Cérica y Nazareno Solís. DT: Sergio Rondina. CAMBIOS: ST Francisco Fydriszewski x Renso Pérez; 12' ST Jorge Demaio x Juan Celaya y 37' ST Andrés Soriano x Matías Nouet. SUPLENTES: Pedro Fernández, Juan Ferreira, Jonathan Figueira y Nicolás Stefanelli. AMONESTADOS: Nouet y Celaya.

GOL: 6' PT Sergio Oga (GE)
INIDENCIA: El partido estuvo detenido 20' mientras la ambulancia trasladó a Celaya (VD) al hospital.
ARBITRO: Federico Beligoy
ASISTENTES: Diego Bonfá y Mariano Viale
CAMPO DE JUEGO: Víctor Legrotaglie (Muy bueno)
PUBLICO: 2100 personas

GALERIA DE FOTOS
Los once de Dálmine en Mendoza
Ezequiel Cérica deja la marca en el camino
Matías Valdez mete un pase hacia adelante
Diego Núñez prueba desde afuera
Matías Nouet maniobra con la pelota
Ezequiel Cérica lucha ante la marca
El "Otto" Falcón pelea por una pelota
Nicolás Álvarez mete un pase
Juan Celaya debió salir con un fuerte golpe
Nazareno Solís intenta eludir la marca
Matías Nouet lucha con la marca
Un centro al área de Gimnasia
En el segundo tiempo entró Andrés Soriano
Horacio Falcón disputa un balón
Soriano resuelve mal esta jugada
Nazareno Solís maniobra ante la marca
Nazareno Solís deja atrás a su marcador
Chance clara. Se lo pierde Soriano.
El gol anulado a Cérica por off-side
Matías Valdez con la pelota
La despedida del histórico 2015
Click aquí para ver la galeria de fotos completa

VIDEOS

El compacto del partido en Mendoza

El partido completo (Fútbol Para Todos)