miércoles, 9 de mayo de 2018

Se terminó la ilusión

San Martín de Tucumán 3 - Villa Dálmine 3

Así se festejaba el primer gol violeta, el que le daba la ilusión de avanzar a semifinales. Quedó afuera, pero con la frente en alto.
En un partido emocionante, Villa Dálmine quedó muy cerca de la hazaña. Empató 3 a 3 ante San Martín de Tucumán en La Ciudadela, y por la ventaja deportiva en contra, quedó afuera del reducido. El equipo violeta no se dejó amilanar por el marco del estadio, y salió a jugar de igual a igual, haciendo un primer tiempo brillante donde se fue con ventaja de dos por los goles de Burzio y Rivadero. En el complemento, el Santo llegó al empate con goles de Costa y Bieler, pero el Viola, que para ese entonces ya jugaba con uno menos por la expulsión de González, volvió a ponerse en ventaja con gol de López a los 38 minutos. Había que aguantar los últimos minutos, pero en el tercero de adición, Galeano mandó la pelota a las redes y derrumbó todas las ilusiones violetas.

Se terminó la ilusión para Villa Dálmine, con una mezcla de tristeza pero a su vez orgullo. Claro, el partido se le escapó en la última bola, y fue un mazazo en el pecho de cada hincha violeta, que soñaba con seguir en carrera por el ascenso a Primera. Pero a su vez, la satisfacción de ver llegar a su equipo a una instancia tan decisiva, plantándose de igual a igual a uno de los grandes del interior, incluso poniéndolo entre las cuerdas ante su propio público. Con todo en contra, con bajas importantes y sin ventaja deportiva, dio pelea hasta el último segundo, y dejó el alma y el corazón, en un partido, que a pesar del resultado adverso, será recordado por lo emotivo.

Villa Dálmine llegaba a la Ciudadela con bajas importantes. Renso Pérez y Sánchez cumplían su fecha de suspensión, mientras que Celaya quedó afuera por una lesión. En un plantel sin demasiado recambio, cada baja es sensible. Aun así, el Viola salió a jugar el primer tiempo de igual a igual. Y logró sorprender. Porque en los primeros minutos se adueñó del partido y no tardó en conseguir la ventaja. Fue a los 9 minutos, luego de un remate de López, que tomó Burzio en soledad, cuando toda la defensa pretendía dejarlo en off-side, y solo ante el arquero definió a las redes.

Con la ventaja a su favor, el equipo de Campana manejaba los tiempos y jugaba con el nerviosismo del local. San Martín, presionado por su público, intentó adelantarse unos metros y tuvo su primera jugada clara con un remate de Rodríguez que dio en el travesaño. Y de esa misma jugada, nació un contraataque violeta que derivó en el 2 a 0. López cruzó una pelota a Burzio, que escapó por izquierda hasta el borde del área grande, metió un centro que conectó Jourdan al cuerpo de Arce, y en el rebote, Rivadero transformó en gol.

En los últimos minutos de ese primer tiempo, Dálmine se cerró más en su campo ante un San Martín que aún no podía reaccionar. Y en el complementó, salió a jugarlo de la misma manera. Entonces, era obvio lo que iba a pasar. El Santo, que debía salir a buscar el partido, iba a dejar espacios para un Dálmine que especulaba con un contragolpe para poder liquidarlo. Y así se dio ese segundo tiempo. 

El primero en avisar fue Dálmine, luego de una escapada de Jourdan que no definió bien. Pero luego empezó a llevar peligro el local. Primero, Galeano probó desde afuera y exigió a Perafán a enviar al córner. Minutos después, Costa asistió a Rodríguez que definió al cuerpo de Perafán. Más tarde, Rodríguez define con displicencia con el arco a su disposición y la tira afuera. Parecía que la pelota no quería entrar, hasta que a los 27 minutos apareció Costa dentro del área para rematar a un ángulo y anotar el descuento.

Enseguida llegó la reacción violeta, con un remate de Córdoba que se fue a centímetros del palo izquierdo del arco defendido por Arce. Pero luego, las cosas se iban a complicar más, luego de una fuerte falta de González que dejó al Viola con uno menos. Entonces, De La Riva no tardó en hacer el segundo cambio, haciendo ingresar a Cherro en reemplazo de Burzio. Y ya con Falcón en cancha, el Viola se transformaba en un equipo aguerrido que iba a intentar aguantar el último cuarto de hora del partido.

Pero, a los 35', luego de un centro, Bieler cabeceó y la pelota se le metió entre los pies de Perafán. El 2 a 2 parecía lapidario para Dálmine, que se había quedado sin fuerzas. Fue ahí cuando salió el corazón, y en una muestra absoluta de entrega, el Viola salió empujado nuevamente en busca del gol. Y lo consiguió a través de la pelota parada. Un tiro libre desde la izquierda llegó hasta el área, donde Cherro le ganó de cabeza al arquero, la pelota dio en el palo, y en el rebote, López la mandó a las redes. Iban 38 minutos y la ilusión volvía a aparecer.

Pasaban los minutos y Dálmine se aferraba a la victoria. Y hasta tuvo la chance de liquidarlo con una escapada de Durán. Pero, en el tercer minuto de los cinco que adicionó el árbitro, luego de una serie de rebotes dentro del área, la pelota le quedó a Galeano que remató al arco y sepultó todas las ilusiones violetas. Un baldazo de agua fría, un golpe del cual ya no había tiempo de recuperarse. El pitazo final no tardó en sonar y transformó este auténtico partidazo en una tristeza difícil de olvidar.

Así, se cerró una campaña histórica para el violeta, ya que fue la tercera vez en sus 60 años de historia que pudo jugar un reducido por un ascenso a Primera (anteriormente lo había hecho en 1975 y 1989). Entonces, no queda nada para el reproche, un equipo que hasta no hace muchos años jugaba en la cuarta categoría del Fútbol Argentino, hoy se ganó un respeto en el Nacional "B". Y en Tucumán, dejó una imagen más que digna, y con todo en contra, batalló hasta el final y cayó de pie. Orgullo.

Síntesis del partido

SAN MARTIN (3): Ignacio Arce; Rolando Serrano, Esteban Espínola López, Ismael Benegas, Maximiliano Martínez; Walter Busse, Alejandro Altuna, Juan Galeano, Matías García; Gonzalo Rodríguez y Claudio Bieler. DT: Rubén Forestello. CAMBIOS: 0' ST Franco Costa x Serrano; 40' ST Sergio González x Espíndola López y 49' ST Lucas Bossio x Martínez. SUPLENTES: Cristian Correa, Francisco Oliver, Diego Martinez y Damián Arce. AMONESTADOS: Serrano y Martínez.

VILLA DALMINE (3): Martín Perafán; Franco Flores, Cristian González, Marcos Martinich, Leandro Sapetti; Ramiro López, Gonzalo Papa, Marcos Rivadero; Federico Jourdan; Pablo Burzio y Jorge Córdoba. DT: Felipe De La Riva. CAMBIOS: 22' ST Horacio Falcón x Jourdan; 32' ST Nicolás Cherro x Burzio y 38' ST Favio Durán x Martinich. SUPLENTES: Sebastián Blázquez, Renzo Alfani, Federico Recalde y Francisco Nouet. AMONESTADOS: Flores y Perafán. EXPULSADO: 30' ST Cristian González.

GOLES: 9' PT Pablo Burzio (VD); 23' PT Marcos Rivadero (VD); 27' ST Franco Costa (SM); 35' ST Claudio Bieler (SM); 38' ST Ramiro López (VD) y 48' ST Juan Galeano (SM)
ARBITRO: Pablo Echavarría
ASISTENTES: Manuel Sánchez y Juan Manuel Vázquez
CAMPO DE JUEGO: La Ciudadela (Bueno)
PUBLICO: 30.000 personas

GALERIA DE FOTOS
Los once de Dálmine en La Ciudadela
Marcos Rivadero deja atrás la marca
Federico Jourdan maniobra con la pelota
Leandro Sapetto encara para adentro
Burzio anota el primero del partido
Pablo Burzio se llena la boca de gol
Todos abrazados en el festejo
Pablo Burzio desborda y asiste a Jourdan
Jourdan conecta el balón. Ataja Arce.
En el rebote, Rivadero anota el segundo
El festejo del gol de Rivadero
Federico Jourdan con la pelota
Leandro Sapetti aguanta ante la marca
Cristian González ante Arce
Jorge Córdoba lucha por una pelota
Pablo Burzio escapa a la marca
Flores en una acción del segundo tiempo
Marcos Martinich jugó como titular
El cabezazo de Cherro pegará en el palo
López capitaliza el rebote y anota el tercero
El festejo del gol de Ramiro López
La galería completa de fotos en nuestro canal de Facebook

VIDEO: Los goles del patido