sábado, 21 de marzo de 2009

Volvió la alegría

Villa Dálmine 2 – J. J. Urquiza 1



Volvió a sufrir. Volvió a ganar como local (novena victoria consecutiva en Campana). Volvió a bajar a un puntero (hasta ayer, J.J. Urquiza era líder). Volvió a tener a un implacable Cristian Jeandet. Volvió a lo más alto de la tabla de posiciones (al menos hasta el lunes, cuando juegue San Carlos). Y volvió a desatar un carnaval más en Mitre y Puccini.
En el mundo Violeta, el verbo es volver. La ilusión, claro, también es volver. Dálmine es nuevamente puntero porque superó 2-1 a Urquiza y, sobre todo, porque tuvo amor propio para levantarse luego del durísimo golpe recibido en Zárate el pasado lunes. Dálmine es nuevamente puntero porque salió a jugar con el corazón un partido que se tenía que ganar con el corazón. Dálmine es nuevamente puntero porque, a pesar de no ser el dominador del terreno y el balón, supo aprovechar los espacios que su rival le ofreció. Dálmine es nuevamente puntero porque Jeandet facturó en las dos situaciones de gol que se le presentaron en el primer tiempo (la segunda, una joyita). Dálmine es nuevamente puntero porque cuando se le complican los partidos, lucha y resiste con oficio, garra y experiencia. Dálmine es nuevamente puntero porque se retroalimenta de lo que genera en su gente, en su hinchada, y porque defraudar no está en su diccionario. Dálmine es nuevamente puntero y no hay mucho más para decir: quedan por delante 9 partidos que serán verdaderas finales en una recta final en la que casi no hay diferencias entre los 5 equipos que están en la pelea.

El partido

J.J. Urquiza fue, de entrada, el que mejor se paró en el campo, porque fue prolijo con el balón, encontró combinaciones que le fueron redituables y, sobre todo, ganó casi todas las pelotas divididas (fue impreciso Dálmine en el inicio). Sin embargo, pagó muy caro los espacios que dejó en el fondo. A los 15’, Agüero jugó una gran pared con Ubiría y después esperó el momento exacto para habilitar (y no poner en offside) a Jeandet, quien definió cruzado para marcar el 1-0. El gol tranquilizó a Dálmine, que empezó a ser más sólido, a recuperar más y también a jugar con mayor precisión. Así, a los 35’, llegó el 2-0. La jugada se inició en un pelotazo largo de Bargas, que peinó Ubiría perfcetamente para Jeandet. El 9 le ganó con el cuerpo a Baigorria y tocó magistralmente por sobre la humanidad de Arzamendia para festejar su segundo tanto de la tarde (llegó a 13 en el campeonato). En el comienzo del segundo tiempo, lo tuvo dos veces nuevamente Jeandet, pero en la primera cabeceó débil y en la segunda, Arzamendia logró anticiparlo. Y cuando parecía que Dálmine podía liquidarlo, surgió Diego Toledo (el goleador de la categoría) para empujar un rebote en el palo y poner el 1-2. De allí en adelante, todo fue sufrimiento, lucha y un flojísimo arbitraje. Crecieron las figuras de Falcón y Agüero (junto a Jeandet, lo mejor del Violeta) y, así, Dálmine logró mantener la diferencia y festejar un triunfo tan importante como necesario

El Pantallazo

Gran clima en Campana nuevamente con 6000 almas que distrutaron de una nueva victoria violeta. La hinchada estrenó un telón de 70 x 6 metros con la inscripción “Villa Dálmine, La Banda de Campana”que cubre toda la tribuna “Frattini”. Lo desplegaron varias veces durante todo el partido. Además el colorido fue exelente con muchísimas banderas de alambre, trapos largos, sombrillas y humo violeta y también para destacar el aliento que no cesó en los 90 minutos. Sobre el final una gran despedida con todo el estadio alentando.De Urquiza unoas 30 personas en el sector asignado para dirigentes.

Síntesis del Partido

VILLA DALMINE (2): Pablo Borgnia; Leonel Bargas, Julio Navarro y Rodolfo Carmarán; Sergio Coronel, Eduardo Agüero, Horacio Falcón y Cristian Güaymas; Maximiliano Cóceres; Jorge Ubiría y Cristian Jeandet. DT: Walter Cataldo. CAMBIOS: 13′ ST Denis Segovia x Sergio Coronel; 21′ ST Néstor Correa x Jorge Ubiría y 42′ ST Hernán García x Cristian Jeandet. SUPLENTES: Emanuel Coesta, Alejandro Bertoldi, Emiliano Forgione y Sebastián Benítez.

J. J. URQUIZA (1): Walter Arzamendia; Emanuel Valinotti, Sergio Kaezuk y Alejandro Baigorria; Damiano, Jorge Ayala, Diego Grecco, Oscar Cuenca y Carlos Bataras; Diego Toledo y Damián Salvatierra. DT: Fernando Zamacola. CAMBIOS: 12′ ST Ruíz x Damiano, 30′ ST Antoníades x Ayala y 38′ ST Álvarez x Cuenca. SUPLENTES: Berro, Mavilián, Barcos y Averza. AMONESTADO: Grecco.

GOLES: 15′ PT Cristian Jeandet (VD); 35′ PT Cristian Jeandet (VD) y 4′ ST Diego Toledo (JJ)
ARBITRO: Gonzalo López Aldazabal
CAMPO DE JUEGO: Dálmine (Muy Bueno)
PUBLICO: 6000 personas

GALERIA DE FOTOS

VIDEOS